El líder de los escritores chilenos dijo que la entidad separa absolutamente la obra literaria de las conductas de las personas. “Palma Salamanca tiene tres libros publicados en una importante editorial y su obra es valiosa”, expresó. Ello después que la Sociedad de Escritores de Chile lo incorporara como socio de la entidad.

A su vez, respondió a las críticas de la derecha.

El Presidente de la Sociedad de Escritores de Chile (Sech), Roberto Rivera Vicencio, señaló que la incorporación como socio de la Sociedad de Escritores de Chile del ex integrante del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) Ricardo Palma Salamanca como socio de la entidad obedeció a una decisión unánime del directorio de 11 miembros en base a la calidad literaria de sus libros publicados en Chile.

Su obra tiene “mérito, es testimonial, interesante, te atrapa. Es una obra valiosa. Y eso hace mérito para que ser socio de la Sociedad de Escritores de Chile”, enfatizó, acompañado del Secretario General de la organización Guillermo Martínez Wilson.

“Nosotros separamos absolutamente lo que es la personalidad de lo que es la obra literaria, hay novelas publicadas por una editorial prestigiosa como es LOM, con nivel literario, lo cual lo hace un escritor”, acotó el líder de la Sech.

De izquierda a derecha: Guillermo Martínez Wilson (secretario general de la Sech) y Roberto Rivera Vicencio (presidente)

María Luisa Bombal y Miguel de Cervantes también tuvieron problemas con la justicia

Respecto a las críticas de políticos derecha por la incorporación de Salamanca –quien reside en París– señaló que “yo no quisiera hablar de la política. No me quiero referir, porque si empezamos a ver algunos pecados, como facturas falsas, leyes promulgadas con dinero…”

Aseveró que Palma Salamanca ya es socio y “en los estatutos de la Sech sólo se puede expulsar a un socio por hablar mal de la Sech, de sus directores. Esas son las causales de expulsión, es decir, ofensas o agresión”.

“En ese sentido, si es necesario vamos a ir a conversar con él, le vamos a llevar cigarrillos y una frazada a la cárcel al escritor Ricardo Palma Salamanca, como sea, con los pocos pesos que tenemos, en virtud de ser escritor”, aseguró.

Rivera Vicencio recordó que “hace muchos años Francois Villon fue condenado a muerte y sentenciado por un asesinato. El escribió en ese momento un poema estremecedor horas antes de ser ahorcado, el rey lo leyó y dijo: no lo puedo ahorcar y lo perdonó”.

“Fedor Dostoievski tuvo un grave problema. ¿Podemos decir que Dostoievski no es un gran escritor?”, dijo.

Aclaró asimismo que la Sech “no difundió a los medios la solicitud de inscripción de inscripción del ex frentista. No sabemos cómo se filtró. La solicitud llegó el 4 de mayo y siguió su trámite. El directorio lo resolvió por unanimidad de los 11 directores, entre los cuales hay distintas corrientes ideológicas”.

Respecto a otros escritores que tuvieron problemas con la justicia, el presidente de la Sech mencionó a María Luisa Bombal, Francisco de Quevedo, Miguel de Cervantes quien estuvo preso. “A Wiliam Barras no voy a dejar de considerarlo un gran escritor porque mató a su esposa. En lo personal absolutamente condenable, pero hay que separar bien, incluso los teóricos de la literatura lo hacen desde hace mucho tiempo, disociar al hombre de la obra literaria”, concluyó.