El servicio de música digital Spotify ha puesto en marcha una nueva política para combatir contenidos de incitación al odio y violentos. Una de las nuevas medidas es la posibilidad de que los usuarios reporten perfiles de la plataforma. Así, la compañía anunció este jueves que retira de sus listas y recomendaciones al cantante estadounidense de R&B, R.Kelly, quien ha recibido acusaciones de conducta sexual inapropiada.

La plataforma ha redactado un comunicado en el que explica que no tolera contenidos que promocionen, defiendan o inciten el odio y la violencia hacia personas por su raza, religión, identidad de género, sexo, etnia, nacionalidad, orientación sexual, discapacidad o estatus de veterano.

“No censuramos contenido por el comportamiento de un artista o creador, pero queremos que nuestras decisiones editoriales, lo que elegimos programar, reflejen nuestros valores”, reza el texto.

El movimiento Time’s Up se ha posicionado también contra el acoso sexual en la industria musical y R.Kelly y su música han sido los primeros en verse afectados tras una campaña en internet que pedía que se silenciara al cantante (#MuteRKelly). El cantante, de 51 años y famoso por temas como “Burn it up”, ya acumula varias acusaciones que le atribuyen, por ejemplo, el liderazgo de una “secta” que retiene a mujeres jóvenes. Sin embargo, él ha negado siempre las inculpaciones.

La plataforma, que acumula más de 75 millones de suscriptores, declaró que la música de R.Kelly y del rapero estadounidense XXXTentacion, detenido por agresión con agravante a una mujer embarazada y agresión doméstica, no será promovida “activamente” en recomendaciones algorítmicas o listas oficiales.