El presidente de Perú, Martín Vizcarra, declaró como de “interés nacional y prioridad del Estado” la lucha contra la violencia hacia las mujeres y anunció que se formará una comisión de emergencia para enfrentar el problema.

Según consigna Público, el mandatario peruano sostuvo que tomó esta decisión tras la muerte de Eivy Ágreda, la joven que fue quemada por un hombre en un bus el pasado mes de abril.

El feminicidio de Eyvi nos debe llevar a la convicción profunda de que estos hechos no deben volver a suceder, para lo cual es necesario el cambio de patrones culturales que justifican estas situaciones. La violencia contra las mujeres no tiene justificación“, enfatizó Vizcarra.

El presidente detalló que la Comisión de emergencia será presidida por el primer ministro e integrada por los ministros y ministras de los sectores involucrados en el tema.

Junto a ellos participarán los máximos representantes del Ministerio Público y el Poder Judicial, y miembros de instituciones y organizaciones de la sociedad civil que luchan contra la violencia de género.

“Dicha comisión tendrá como objetivo la elaboración de un plan de trabajo para la implementación de una Política Pública que brinde protección, prevención y atención en casos de violencia hacia las mujeres, asignándosele los recursos necesarios”, agregó.

Además de esto, Vizcarra anunció que todas las comisarías del país estarán en alerta permanente para que puedan “recibir denuncias y aplicar las medidas de protección correspondientes en salvaguarda de la vida e integridad de las mujeres“.

Otra de las medidas que impulsará el gobierno será la creación de un programa llamado “Hombres por la igualdad” que tiene por objetivo “involucrar y garantizar que todos los varones del país accedan a información necesaria que les permita desarrollar relaciones respetuosas e igualitarias con las mujeres”.

También se pretende legislar en materia de lucha contra la violencia de género, razón por la cual se redactará una propuesta normativa para sancionar el acoso en espacios públicos y privados.

Para cerrar, Vizcarra llamó a toda la ciudadanía a involucrase en esta lucha que afecta gravemente a las mujeres de país incaico.

Cabe recordar que Ágreda, de 22 años, murió este viernes tras someterse a múltiples operaciones después de que el 24 de abril un hombre que la acosaba la rociara con combustible para luego quemarla mientras viajaba en un bus del transporte público en Lima.

El agresor, Carlos Javiera Hualpa, de 37 años, deberá enfrentar a la justicia por femicidio y podría recibir la pena máxima de 35 años en prisión, según establece la ley peruana.