La aldea San Jaime, ubicada en la Antigua Guatemala, es una de las zonas más afectadas por la erupción del Volcán de Fuego durante el pasado domingo.

En la zona, mientras un grupo de rescatistas iniciaban una segunda jornada de búsqueda, el llanto y la insistencia de un perro los descolocó. El animal logró llamar la atención de los equipos, quienes supieron que intentaba comunicarles algo y decidieron seguirlo.

Demostrando su fidelidad a toda prueba, el perrito los guió hacia un lugar donde se encontraron con 8 cuerpos sin vida al interior de una vivienda. Pese a que el can logró escapar de la tragedia, guió a los especialistas hasta donde se encontraban su familia, cuyos cuerpos están ahora en la morgue a la espera de ser reconocidos.

La erupción del volcán y la posterior avalancha de lodo y ceniza ardiente en varios pueblos ha dejado un desolador panorama en Guatemala de 62 víctimas fatales por ahora.

La historia del perro fue compartida en Facebook y viralizó rápidamente: “La fidelidad no tiene precio. El perro de una familia que hasta el momento no han sido identificados ayudó a los cuerpos de socorro a localizar a sus amos, la mascota utilizó sus medios para lograr captar la atención de los socorristas a tal punto de que los llevó hasta la vivienda, en el interior se encontraron ocho personas, todos los cuerpos ya sin vidas. La tristeza de la mascota no se pudo ocultar en su mirada tras observar cómo eran trasladados”, consignó el texto.

En las fotografías, la desolación del can es evidente y ha conmovido a los guatemaltecos, que ahora lo buscan para adoptarlo y entregarle un nuevo hogar. Tras el hallazgo de los cuerpos, los rescatistas agradecieron su heroica acción con un abrazo y el perro pareció encontrar un alivio en la última ayuda brindada a su familia.