Esta mañana, el Tribunal de Juicio Oral de Valdivia comenzó el juicio contra el ex teniente de la FACh Ricardo Carrillo Fernández, acusado de asesinar a su hijo de 5 mes a fines de 2016 en la comuna de Lanco.

Por el delito de parricidio, la Fiscalía pide penas que van desde los 20 a 40 años contra Carillo: los hechos ocurrieron cuando el imputado se encontraba con licencia médica en la casa de sus padres junto al lactante. Cerca de la medianoche del 29 de diciembre, la familia del ex funcionario de la FACh interpuso una denuncia por presunta desgracia, luego de que el hombre desapareciera con el bebé.

Minutos más tarde, el hombre fue encontrado en el sector rural de Trana en Lanco, junto al cuerpo del niño con señales de haber sido golpeado y apuñalado en diversas ocasiones con un arma blanca, según consignó Radio Bío Bío.

Ricardo Carrillo fue detenido y derivado al Hospital de Valdivia, ya que presenta heridas corto punzantes que se había auto inferido. Desde entonces, se mantiene en prisión preventiva en la base aérea de Maquehue, en Temuco.

En primera instancia, la versión del ex teniente apuntó a que había sido asaltado y había sufrido el robo de su teléfono celular. Además, la persona que lo asaltó habría asesinado al niño. Por su parte, la madre del niño relató que la relación entre ambos fue tortuosa, que él nunca fue cariñoso con su hijo y que le pidió que abortara para no arruinar la carrera de ambos. Además, la mujer aseguró que Carrillo culpaba al bebé de su expulsión de los Halcones de la FACh.