El presidente del Consejo para la Transparencia (CPLT), Marcelo Drago, criticó el carácter público del registro de evasores del Transantiago que busca crear una base datos de las personas que sean sorprendidas sin validar su tarjeta Bip! en los buses del transporte público.

Según lo que indica la ley, este registro podrá consultarse sólo ocho veces por año mediante la Ley de Transparencia.

Ante esto, Drago señaló a Cooperativa que, durante la tramitación legislativa del proyecto de ley, el Consejo “en distintas instancias planteó su reparo a ese proyecto y a esa políticaNo creemos que la creación de registros de carácter público sea una buena política pública en general cuando hablamos de faltas”.

“Un registro en manos del Estado de infractores para impulsar la política era perfectamente viable pero no su acceso público”, agregó.

El presidente del consejo también hizo énfasis en que hay registros que son convenientes que sean públicos como el de pedófilos.”Todos entenderán los distintos reproches que puede haber de una sanción de carácter penal asociado a la pedofilia con una infracción administrativa por no pago de servicios de transporte público“, precisó.