Un impactante registro fotográfico fue difundido el día de hoy por un fotógrafo de Reuters, quien captó el instante en que una bomba lacrimógena disparada por un soldado de Israel, dio de lleno en la cara de un manifestante palestino durante una protesta.

En las imágenes difundidas por RT se puede observar a Haitham Abu Sabla, de 23 años, quien participaba en La Marcha del Millón por Jerusalén, con sangre en su polera y con la bomba incrustada al lado de su nariz y con el gas lacrimógeno en su boca y rostro.

Tras esto, el joven fue llevado a un hospital, donde procedieron a extirparle quirúrgicamente la bomba después de entregarle soporte vital.

Ibraheem Abu Mustafa / Reuters

Ibraheem Abu Mustafa / Reuters