El Centro Nacional para la Violencia Doméstica del Reino Unido realiza por estos días una campaña que hace referencia a la relación que muestran los datos respecto del juego de la selección inglesa y el maltrato hacia la mujer, bajo el slogan “El juego no tan bonito”.

La iniciativa será anunciada en Reino Unido, Suiza y Japón durante los días del Mundial de Fútbol que se desarrolla en Rusia. Tanto la policía como la BBC han realizado investigaciones que apoyan dicha correlación, pero el estudio más acabado sobre el tema se hizo en 2013 en la Universidad de Lancaster.

El artículo fue publicado en el ‘Journal of Research in Crime and Delinquency” y se centró en la región de Lancashire. Según el trabajo, la violencia doméstica creció en un 38% durante el Mundial cuando la selección inglesa perdía y un 26% cuando ganaba. A la vez, las cifras fueron más altas cuando un partido se jugaba durante el fin de semana o cuando el conjunto local fue eliminado del torneo.

Anne-Marie Salwey, jefa de policía de Cleveland, señaló que “el Mundial de fútbol, al igual que otros grandes eventos deportivos, está relacionado con un incremento del abuso doméstico, debido a factores como el aumento del consumo del alcohol o la tensión generada por el partido”.

Además, el Centro Nacional de Violencia Doméstica ya lanzó una campaña similar durante el Mundial de 2014. En un video de 31 segundos, una mujer se muestra preocupada al escuchar los últimos minutos de un partido de la selección de su país. En West Yorkshire, las denuncias aumentaron al doble después de que Inglaterra perdiera su primer partido de la fase de grupos ante Italia.

“En el fútbol se sanciona la violencia… ¿Por qué no la sancionamos en casa? Todo el mundo tiene derecho a ser protegido de la violencia”, reza otro de los anuncios contra los abusos en el hogar promocionado por Footbal United.