Estudiantes que hayan participado en “destrozos” en establecimientos educacionales no tendrán acceso a la gratuidad universitaria. Ese es el proyecto de Ley que presentarán el jefe de bancada de la UDI, Javier Macaya, junto al diputado Osvaldo Urrutia.

El anuncio se produce justo en momentos en que el alcalde de Santiago está en medio de la polémica por el cierre del Liceo Amunátegui.

En el documento que buscan presentar desde la UDI se señala que “consagra como causal de pérdida de los beneficios que establece el Estado a los estudiantes, en caso de ser autores de destrozos y otros desmanes a la propiedad y material educativo de los establecimientos educacionales tomados, como forma de protesta, reclamo u otra motivación a las autoridades”.

Los mismos diputados, apuntan que es “de toda lógica” que los estudiantes que sean sancionados con la pérdida de la gratuidad, en vista del “uso eficiente” de los recursos del Estado, según consigna La Tercera.

En tanto que Urrutia fue tajante en señalar que “el que rompe, paga es de toda lógica; el que rompe, quema y lanza molotov a Carabineros no puede luego acceder a la gratuidad en la educación superior”.