Los 12 niños y el entrenador que permanecieron dos semanas atrapados en la cueva de Tham Luang, Tailandia, ya están todos a salvo.

El último niño y el líder del equipo de fútbol fueron finalmente rescatados este martes, con lo que la operación de evacuación resultó totalmente exitosa.

“Los 12 Jabalíes Salvajes -el nombre de su equipo de fútbol- y su entrenador fueron evacuados de la cueva”, anunció en Facebook el cuerpo de élite de la marina tailandesa que participó en el rescate.

El accidente y la consecuente evacuación estuvieron marcados por la incertidumbre de la supervivencia de las víctimas, pero finalmente la operación rescate fue totalmente existosa y despertó un seguimiento no solo en Tailandia, sino a nivel nivel internacional.

Autoridades han señalado que los rescatados deberán permanecer al menos una semana en el hospital de Chiang Rai para someterse a chequeos médicos.

La intendenta metropolitana, Karla Rubilar, reaccionó frente a las noticias del rescate y destacó el “trabajo del equipo técnico”, la “voluntad de las autoridades” y la “fortaleza de los propios niños”.