El pasado jueves, la actriz Claudia Moreno dio a conocer un crudo relato de violencia vivida hace dos décadas en manos del actor Ramón Llao, quien entonces era su pareja. 

“Me decía maraca, puta de mierda, por qué te llama a esta hora y venía otro golpe. Porque nadie te tiene que llamar, golpe. Dame el nombre de ese hueón porque lo voy a matar y golpe. Yo estaba en shock. Nunca había visto eso en él porque era un encanto. Yo me enamoré de una persona encantadora”, fue el testimonio compartido por Moreno a El Desconcierto.

En las horas previas, el actor había reconocido la agresión a través de un comunicado publicado en Instagram: “Hace muchos años, más de veinte años, vivimos con esta persona una situación de violencia física, donde además de inmobiliario, la violencia fue mutua”, señaló Llao, asumiendo sus culpas pero a la vez apuntando a la actriz como responsable del episodio.

Durante este martes, en contacto con el matinal Bienvenidos de Canal 13, la actriz negó que dicha versión: “Eso es mentira. Yo jamás le he tocado un pelo a nadie. Me da vergüenza que se defienda de esa manera. Yo pensaba 38 kilos en esa época, mido un metro y 47 centímetros, soy educada con valores, jamás le he tocado el pelo a nadie, menos podría haberlo hecho a una persona que yo quería”.

Moreno agregó que ambos mantenían una relación sana hasta la golpiza protagonizada por Llao y señaló que “el que él se justifique y sea tan poco hombre para decir y justificarse diciendo que fue mutuo, eso no lo acepto. Tampoco acepto que me haya golpeado hasta casi matarme y tampoco acepto las excusas mujeres que lo avalan, porque esto tiene que acabar. Esto tiene que parar de alguna manera”.

La actriz señaló que durante estos días la han cuestionado por denunciar lo ocurrido y han apoyado a Llao por renunciar a su trabajo en Radio Zero: “El haberme golpeado con combos y patadas es inhumano, no es normal bajo ninguna circunstancia. Y si es necesario, gritarlo, lo grito. A mí Ramón Llao casi me mata y las consecuencias las sufro yo, mi hijo, mi familia y mi entorno”.

“Este fin de semana he visto mucha gente, incluso mujeres avalando lo que pasó. Esto sigue pasando y mis amigas no han denunciado, como yo tampoco denuncié“, añadió.

Moreno aseguró que ya realizó su reparación psicológica haciendo terapia por mucho tiempo, pero señaló que “estas heridas se abren al escuchar nuevos relatos y lloras porque te sientes reflejada, porque te pasó lo mismo”.

“Yo sé que la violencia no va a parar porque yo conté esto. Fue maravilloso no contarlo a un terapeuta, ni a un psiquiatra, ni a tus amigas, ni a un terapeuta. Te descargas, te sacas cien kilos de encima. No busco nada con esto, salvo sanarme y cerrar ciclos”, recalcó la actriz, llamando a otras mujeres a denunciar la violencia que han vivido: “Hablen, hace bien”, enfatizó.

Al ser consultada por los panelistas sobre si perdonó al actor que la agredió, Moreno señaló que “no puedo perdonar a alguien que casi me mató”. Del mismo modo, respondió una criticada pregunta de la periodista Monserrat Álvarez,  sobre una eventual estrategia periodística como objetivo de su denuncia: “A mí se me cortaron las alas como actriz, yo nunca pude volver a actuar. Él nunca se preocupó si yo iba a tener trabajo. Pregúntenle si cuando me estaba matando pensó en las consecuencias que me iba a traer. Pregúntenle a él”, enfatizó, tras ser consultada sobre las consecuencias que este relato traerá para el actor.