Una convocatoria a participar en la marcha del próximo 25 de julio por el aborto legal, seguro y gratuito es una de los primeros llamados de la Red Actrices Chilenas (RACH), colectivo feminista de actrices que está en pleno proceso de crecimiento y que nació hace pocas semanas atrás.

Según explica a El Desconcierto Mariana Loyola, una de sus voceras, hasta ahora el movimiento está formado por cerca de 400 mujeres, entre actrices y estudiantes de teatro, y nació “como la idea de mujeres trabajadoras, feministas, chilenas, que queremos dar a conocer nuestras demandas, empujar y convocar otras demandas que tienen que ver con el mundo femenino”.

Precisamente la demanda por la legalización del aborto en Chile es uno de los temas primordiales para el colectivo, y según afirma Loyola, “esta ley es importante porque no solo defiende el derecho a decidir, sino también una libertad que nos parece básica en la mujer, y que conlleva que se entienda que no somos un envase, que no necesariamente tenemos que ser madres para validarnos como mujeres, y que además tenemos la impresión de que si los hombres se embarazaran, estaría hecha hace rato la ley de aborto como corresponde”.

De hecho, la actriz cuenta que la agrupación se inspiró en parte en el Colectivo de Actrices Argentinas por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, y asegura que “nuestra idea es levantar la voz y llegar a cambiar de verdad la ley, llegar al Congreso, pronunciarnos, ser parte de los grupos que ya existen también, de las agrupaciones feministas y que están dando la batalla por conseguir una ley que a nosotras a todas luces nos parece indispensable y primordial, queremos ser una fuerza política”.

Sin duda uno de los hechos que gatilló el nacimiento de RACH fue la aparición de múltiples denuncias por acoso, abuso sexual y violación contra Herval Abreu y Nicolás López, dos nombres reconocidos en la industria del cine y la televisión, por lo mismo, sus próximas acciones también apuntarán en ese sentido.

“Vamos a partir por la ley de aborto porque nos parece que es urgente, y probablemente nuestro segundo gran impulso va a ser el tema de los abusos, pero también el tema de la igualdad en los sueldos, la cosificación de la mujer, los personajes tan tipificados también, hay un montón de puntos que estamos conversando”, explica.

Finalmente, Loyola destacó la importancia de la participación de rostros conocidos debido a que “varias de nosotras podemos ser punta de flecha para exponer un montón de cosas porque somos personas convocantes y relativamente conocidas”.