Este jueves, la Corte de Apelaciones de Santiago confirmó la sentencia por despido injustificado en contra de la ONG “Movimiento Anónimo por la Vida”, que fue presentada por una mujer que trabajaba como asistente social y que se encontraba embarazada al momento del término del vínculo.

De este modo, el tribunal de alzada confirmó la sentencia que, en primera instancia, dictó el Primer Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, y al que la corporación había apelado a través de un recurso de nulidad.

De este modo, la sentencia condenó a la organización a pagar una indemnización sustitutiva de aviso previo de $568.935, otra indemnización por años de servicio de $1.706.805 –que además fue incrementada en un 50% ($853.402)–, las remuneraciones y cotizaciones previsionales pendientes de pago, y también aquellas comprendidas entre el período de despido y la convalidación de este, además de las costas del proceso judicial.

De acuerdo a la definición en su sitio web, la ONG “Movimiento Anónimo por la Vida” “tiene la misión de la corporación es sostener Hogares de Acogida a la vida para jóvenes y adolescentes embarazadas que se encuentran en dificultades y en riesgo de recurrir al aborto, que brindany atención psicosocial a la embarazada y posteriormente a la madre y a su bebé”.