Raúl Meza, abogado de varios condenados por violaciones a los derechos humanos en dictadura, anunció hoy un recurso de amparo que buscará la libertad de uno de los criminales más emblemáticos de la época pinochetista: Miguel Krassnoff.

Las diversas causas judiciales en contra del ex Brigadier del Ejército suman ya más de 500 años de condena. En siete oportunidades distintas, se le ha pedido el beneficio carcelario de la libertad condicional y en las siente, tanto la Corte de Apelaciones como la Suprema, han fallado en su contra.

Pero Meza, su abogado, quiere aprovechar el momento. La semana pasada, la Corte Suprema desoyó los informes psicológicos de siete condenados -que mostraban ningún grado de arrepentimiento en sus crímenes- y decidió entregarles la libertad condicional.

El “Supremazo” -para muchos dada la salida de históricos jueces como Milton Juica del máximo tribunal, genera, en las palabras de Meza, una “muy buena expectativa y “un precedente judicial histórico” para “presentar ecursos de amparo respecto de aquellos reos que cumplen con los requisitos objetivos que establece la ley, que son el cumplimiento de más de la mitad de la pena y conducta intachable”.

En el caso Krassnoff, la argumentación del abogado es a solo una de las penas. El ex brigadier lleva 15 años preso y le quedan varios siglos más para responder a todo lo que la justicia ya lo ha condenado por su rol en la dictadura de Pinochet.

Si bien la decisión de Meza a presentar el recurso está tomada, anunció que esperará la acusación constitucional que presentarán los diputados de la oposición en contra de los jueces que decidieron la liberación de los siete reos la semana pasada.