La historia entre Mauricio Pinilla y Azul Azul está muy lejos de terminar. Durante este martes, el delantero inició su demanda contra la concesionaria al mando de la Universidad de Chile, argumentando vulneración de “derechos fundamentales con ocasión del despido”.

El abogado de Pinilla, Alejandro Cáriz, aseguró que el pasado 31 de julio, el presidente de Azul Azul, Carlos Heller, junto al gerente deportivo Ronald Fuentes y del abogado José Joaquín Laso, señalaron en una conferencia de prensa que el futbolista “no podía volver al club”.

“Justificaron la decisión adoptada en forma unánime por el Directorio declarando que ‘la institución está por sobre los intereses personales independientemente del cargo'”, añadió su representante, quien aseguró que Heller respondió las preguntas de los medios de comunicación con “numerosas imprecisiones”.

El documento en cuestión resume que “la demandada no ha acreditado la formalidades legales del artículo 177 para justificar le término del contrato de trabajo de don Mauricio Pinilla, por la causal del artículo 159 N°1 del Código del Trabajo” y añade que se le puso fin a su contrato a través de una conferencia de prensa, sin cumplir con las formalidades legales.

“Como consecuencia de lo anterior, el despido es injustificado en los términos de la letra b) del artículo 168 del Código del Trabajo”, aseguran.

En este escenario, Pinilla, quien permanece sin club durante estos días, exige una millonaria compensación económica a la concesionaria liderada por Carlos Heller. En primer lugar, pide $313.231.137 pesos por “lucro cesante en el período comprendido entre el 1 de agosto de 2018 y el 31 de diciembre de 2019”. A la vez, exige otros $263.783.520 pesos “por los ‘bonos especiales sujetos a la vigencia del contrato’, del instrumento suscrito entre las partes el 15 de junio de 2018, que tampoco pudo percibir por el término anticipado del contrato de trabajo”.

Luego de varios días de declaraciones cruzadas e incertidumbre para los seguidores del “Romántico Viajero”, la polémica continuará en tribunales y con más de 500 millones de pesos en disputa.