Se comentaba como un secreto a voces hace varias semanas, y finalmente, la tarde de este jueves el presidente Sebastián Piñera realizará el primer cambio de gabinete de su segundo mandato, que entre los ajustes determinó la salida del ahora ex ministro de Educación, Gerardo Varela, quien será reemplazado por Marcela Cubillos, que dejó la titularidad del ministerio de Energía.

En total, fueron menos de cinco meses los que el ex director de la Fundación Para el Progreso (FPP) y ex columnista de El Mercurio y El Líbero estuvo al frente de la cartera –incluso menos que Felipe Bulnes, lo que lo convierte en el ministro de Educación más fugaz de Piñera–, período que fue más que suficiente para que Varela llamara la atención con sus exabruptos.

De hecho, fueron sus constantes salidas de libreto y frases desafortunadas las que terminaron por colmar la paciencia de Piñera y su equipo político, quienes en cada ocasión debieron salir a justificarlo y ponerle piso político.

3 de abril: “Encantado” con marcha estudiantil pero no entiende cuál es la razón

La relación de Varela con el movimiento estudiantil estuvo lejos de ser expedita y eso quedó en evidencia desde la primera marcha convocada por los alumnos para el pasado 19 de abril, cuando aseguró que no entendía cuáles eran los motivos y la calificó como “emocionalmente poco atractiva”.

En la ocasión además agregó que, en su opinión, las movilizaciones “conspiran” contra el interés de mejorar la educación.

17 de abril: “Mis hijos son unos campeones”

En medio de la discusión por el aumento de contagios de VIH y la educación sexual en el país, Varela reconoció que él mismo le ha comprado condones a sus hijos porque “son unos campeones, necesitan más de tres parece”. 

En esa oportunidad, también se negó a la posibilidad de instalar dispensadores de preservativos en los colegios, y ante las críticas, luego debió ofrecer disculpas por lo que calificó como “una mala broma y un reconocido error”.

16 de mayo: Calificó las luchas feministas como “pequeñas humillaciones”

Fue en la comisión de Educación del Senado donde se originó esta polémica, cuando Varela se refirió a la contingencia que tuvo a diversos establecimientos educacionales, tanto de educación secundaria y superior, movilizados con causas y luchas feministas.

Ante esto, Varela se refirió a dos expertas que estaban presentes y señaló que tenían la experiencia de “esas pequeñas humillaciones y discriminaciones, que son las que estamos llamados a solucionar”, lo que fue de inmediato rechazado por las aludidas. “Las humillaciones son tremendas”, replicó una de ellas.

23 de julio: “¿Por qué no hacen un bingo?”

Una de las frases que ya fue colmando la paciencia del Ejecutivo fueron los dichos durante el aniversario de EnseñaChile, en el que se refirió a cómo los colegios de distintas regiones solicitaban fondos al Mineduc para solucionar problemas de infraestructura.

“Todos los días recibo reclamos de gente que quiere que el Ministerio le arregle el techo por goteras o una sala que tiene el piso malo, y yo me pregunto, ¿por qué no hacen un bingo? ¿Por qué de Santiago tengo que ir a arreglar el techo a un gimnasio? Son los riesgos del asistencialismo, la gente no se hace cargo de sus problemas”.

Luego de esto, Varela salió al paso señalando que sus palabras pudieron ser malinterpretadas y que la idea era que “el Estado no se la puede solo”, lo que fue avalado por Sebastián Piñera, quien aseguró que compartía el fondo de los dichos.

9 de agosto: “Ojalá tengamos más Estado y más bingos”

Este jueves se conoció la primera entrevista que la ex presidenta Michelle Bachelet concedió luego de dejar su cargo, en la que se refirió a la frase desafortunada de los bingos al asegurar que “nosotros somos de los que creemos que eso tiene que arreglarse con aportes del Estado y no con bingos”. 

Interpelado, Varela salió a responderle a Bachelet evidenciando nuevamente que no entendió por qué su frase fue tan polémica. “En el mejoramiento de la calidad no sobra nada y ojalá tengamos más Estado y más bingos”, dijo.

“Tenemos que tener más actividades de las comunidades en favor de sus proyectos escolares y por supuesto el Estado tiene un rol insustituible que lo estamos llevando adelante, pero nunca es suficiente y por supuesto estamos trabajando”, añadió.