El jueves 9 de agosto, la joven Nicole Saavedra Bahamondes habría cumplido 26 años. Hace dos años, desconocidos que aún no son identificados por la justicia la secuestraron en Quillota, la torturaron y le quitaron la vida. Desde entonces, su familia protagoniza una lucha dura contra la impunidad, acompañadas de un círculo de mujeres lesbofeministas que se movilizan para evidenciar cómo la violencia golpea a las mujeres lesbianas en todo el territorio.

Su prima María ha liderado la búsqueda de justicia, coordinando una serie de actividades y haciéndose cargo de todos los detalles del proceso que hoy es investigado por la Fiscalía de Quillota, algo que solo consiguieron después de encadenarse a la Fiscalía Nacional. En el día del aniversario de nacimiento de su querida Nicole, María compartió en redes una emotiva carta dirigida a la estudiante asesinada.

“Querida prima”, comienza la misiva, “no hay día que pueda olvidar tu risa, esa risa en tono irónico y a la vez pura, esa risa que lo decía todo sin que saliera una palabra de tu boca. Cuántos momentos de tristeza, alegría, emociones que pasamos juntas. Desde que llegaste a mi vida sentí que como prima mayor debía cuidarte a ti y al resto de mis primos, no fue fácil mantenerte a salvo, es que tú no conocías la maldad“, escribe Bahamondes.

También puedes leer: Rebeldía versus lesbofobia: El grito de justicia por Nicole Saavedra se niega a la impunidad

Foto de María Bahamondes.

“Siempre te dije que no todos son amigos, que no toda la gente es buena, que muchas veces te metes en problemas por no tomar el peso a las cosas, pero no me creíste. No quisiste aceptar que la maldad estaba pisando tu sombra, pues emprendiste tu viaje y solo querías volar en mundo libre, de felicidad, en un mundo donde tu eras la carne de los buitres, esos buitres que no aceptan lo diferente y que solo te querían ver muerta”.

En su carta, María precisa que “Nicole Alejandra Saavedra Bahamondes tú viniste a mostrar que ser lesbiana en esta vida no es fácil, que las lagrimas sobran, que el miedo no existió en ti por ser lesbiana, que las sombras te seguían, que esta sociedad te apuntaba con el dedo y murmuraba al verte pasar, pero a ti no te importaba…simplemente tu corazón lloraba en silencio. Las sombras tenían rostros, nombres y sexo, es que los machos te veían como un rival y lo peor les metías el dedo en su ego, al darse cuenta que nunca los mirarías”.

Foto: Vanessa Vargas

“Querida prima, eres mi sangre, eres mi fuerza para dar esta batalla y tal como al escuchar ese maldito 25 de junio del 2016, que ya no estabas, te prometí vengar tu muerte y hacer justicia, tal como lo prometí, al día siguiente en ese frío container donde estaba tu cuerpo dormido, en ese cajón que elegimos con todo nuestro amor para ti, tal como prometí cuando llegamos en esa carroza a tu casa para despedirte, tal como prometí cada segundo cuando me toco llevarte hasta la iglesia, tal como cuando llegamos al cementerio y me toco despedirte, juro que tu muerte será vengada, que no me iré de este mundo sin lograr justicia por ti”, enfatizó Bahamondes.

Al cierre, la prima de Nicole Saavedra asegura que aunque algunos no lo entiendan, seguirá adelante con su lucha contra la impunidad: “Besos donde estés cabra chica y algún día nos reuniremos”.

Lee el texto completo a continuación: