Durante este martes, Londres 38 irrumpió en la Corte Suprema con una manifestación en contra de la decisión de los jueces de otorgar beneficios carcelarios -como libertades condicionales- a los reos condenados por crímenes de lesa humanidad.

“Supremazo, rebajas sobre rebajas para asesinos y torturadores”, consignaban los cientos de panfletos que repletaron los pasillos de los tribunales, en un llamado de atención a no tolerar más impunidad.

Los miembros de la agrupación en defensa de los derechos humanos aprovecharon la instancia para entregar una carta dirigida a la máxima autoridad de la Corte, el presidente Haroldo Brito, donde expresan su molestia por la forma en que se han tramitado las causas de crímenes de lesa humanidad ocurridos durante la dictadura.

“Londres 38 le dice a la Corte Suprema No Más Impunidad”, escribieron a través de redes sociales, adjuntando las fotos y videos que muestran una lluvia de afiches cayendo por los pasillos de los tribunales.