Nuevos antecedentes se conocieron este miércoles, cuando se dio a conocer que Johana Hernández Vicuña, ex esposa del fallecido Nibaldo Villegas, y su actual pareja Francisco Silva, habrían confesado la autoría del macabro crimen de profesor.

Pero ahora es la propia Fiscalía la que oficialmente se hace cargo de esta información. El fiscal José Miguel Subiabre indicó que “ellos han prestado una declaración que de cierta manera corrobora las circunstancias que comunicaremos en la audiencia de formalización”.

El mismo persecutor señaló que en este homicidio estaría el agravante de la premeditación, ya que por la forma de ser ejecutado el delito debería existir planificación.

Además, Subiabre adelantó que “lo que nosotros vamos a comunicar posteriormente en la audiencia de formalización es cómo ambas personas que fueron detenidas el día de ayer participaron directamente en el homicidio de la víctima“.

Es por esto que actualmente los cargos que se les imputarán son el de parricidio para Hernández y el de homicidio premeditado para Silva

El torso de Villegas fue encontrado el 15 de agosto en Valparaíso, pero no fue hasta la jornada del lunes que se pudo acreditar que se trataba de parte del cuerpo del profesor de computación en el Centro de Educación Integrada de Adultos (CEIA) de Quilpué, quien se encontraba desaparecido desde el 10 del mismo mes.

Ahora la policía continúa con la investigación para dar con el paradero del resto de las extremidades del hombre que estaba divorciado y la última que fue visto fue cuando fue a dejar a su hija a la casa de su abuelo.

Además, durante el recién pasado martes, el suegro de Villegas contó que tanto él como la víctima habían recibido amenazas aunque no entregó detalles de quién las había proferido, ni cómo se realizaron, ni cuáles eran.