Cristián Campos se sumó a los actores que alzaron la voz en rechazo a la tribuna mediática que tiene Patricia Maldonado y se mostró contrario a que personas que niegan las violaciones a los Derechos Humanos en dictadura tengan un espacio en la televisión.

En un diálogo con El Dínamo, el actor también criticó los dichos del ex ministro de las Culturas, Mauricio Rojas.

“No me alcanza ni siquiera a dar rabia, es como un nivel de absurdo, como teatro del absurdo que, además, sea ministro de Cultura el que promueva pensamientos tan anacrónicos y tan dañinos para un país. Me divido entre el asombro y el desaliento”, sostuvo.

Con respecto a la panelista del matinal, “Mucho Gusto”, Campos señaló que no entiende como alguien que niega que se torturaron personas durante la dictadura de Pinochet esté en una posición mediática de privilegio.

Me parece tan raro de entender que una persona, con esas características y que no se priva de dar su opinión, esté en un medio de comunicación. Me produce un asombro tremendo. Es impensable que en un país desarrollado en una posición de influencia social y comunicacional, esté una persona que insiste en desconocer la aberración de la tortura, la muerte y la persecución“, afirmó.

El actor reconoció que parte de la sociedad aún es pinochetista, pero afirmó que el principal problema es que este legado se siga promoviendo en la televisión abierta.

“Ahí no se explica eso usando el argumento de la libertad de expresión. La libertad de expresión termina donde yo empiezo a influenciar con ideas nocivas a mentes que necesitan ser bien informadas y para estar bien informado respecto a un caso puntual de Chile, está el Museo de la Memoria”, cerró.