Con el fin de la exitosa “Perdona Nuestros Pecados”, a las actrices y actores que participaron de la historia se les abre un futuro de proyectos auspiciosos ya que gozaron de gran popularidad y se ganaron un nombre tanto en la TV como en otras industrias del entretenimiento y culturales

Y sin duda una de las protagonistas que más beneficiada se vio del impacto positivo de la nocturna fue Mariana di Girólamo, que por más de un año estuvo en la casa de los seguidores del drama de época dando le vid a María Elsa, un personaje que se ganó el apoyo del público y era sinónimo de la producción.

Te puede interesar: Mariana di Girolamo: “Es catastrófico que haya salido Piñera”

Actualmente, la actriz se encuentra en Valparaíso rodando la nueva película de Pablo Larraín, “Ema”, donde es la protagonista junto a Gael García Bernal. Sin duda un gran salto para su carrera, considerando que Larraín junto a su hermano Juan de Dios y Fábula, la productora tras el proyecto, ya han tendido puentes con Hollywood y la Academia gracias a películas como “No” (2012), “Jackie” (2016) y “Una Mujer Fantástica” (2017) de Sebastián Lelio.

Justamente después de que termina la grabación, Di Girólamo comienza una nueva aventura, esta vez en el extranjero. ¿El destino? España, según confirma El Mercurio.

Deseos que se remontan a 2017, cuando ya había expresado que quería “para tomar clases de actuación frente a cámara con algún maestro”.

A todo esto se suma que puso fin a su contrato con Mega, estación que quería retenerla pero que no estaba dispuesta a renovarle el contrato bajo la clausula de un año sabático producto de sus ganas de experimentar en otros formatos y del cansancio de rodar teleseries sin interrupción. Desde el canal señalaron que “no están los tiempos para un contrato así”.

Te sugerimos: VIDEO| Amor lésbico y asesinatos butales: Los cinco momentos que marcaron a “Perdona Nuestros Pecados”

Mariana debutó en las pantallas de Mega el 13 de octubre del 2014 con “Pituca sin Lucas” y de ahí vino “Pobre Gallo” el 2016, en ambas se robó toda la atención por sus papeles y comenzó a ser un rostro conocido, pero fue con su primer protagónico en “Perdona nuestros pecados” que se convirtió en una de las estrellas jóvenes de la TV.