Durante este lunes, el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, se refirió a la creciente “preocupación” que existe en el gobierno debido al aumento del desempleo en Chile.

En entrevista con Radio ADN, el secretario de Estado aseguró que “lo que le quita el sueño” todos los días es “subir las tasas de velocidad de crecimiento de empleo, que lleguemos a la meta de 600 mil empleos lo antes posible”. Según el INE, el desempleo llegó al 7,3% durante el trimestre mayo julio, ubicándose como la cifra más alta en siete años.

A juicio del ministro, la población desempleada crece por dos razones en los países: “Porque se destruyen empleos o porque los empleos que se están creando son menos que aquellos que la gente está demandando, porque más gente sale a buscar trabajo. En Chile ocurre lo segundo”, explicó.

Según Monckeberg, existen 130 mil empleos más que hace un año atrás. “Se están creando empleos en Chile. Ahora, lo que ocurre, como nunca la gente se anima a salir a buscar pega”, añadió.

El titular del Trabajo también se refirió al nuevo proyecto de salario mínimo del Ejecutivo, que mantendrá el aumento a 301 mil pesos en marzo de 2019, pero reduce la plurianualidad a 24 meses.

“Queremos que refleje un acuerdo que no se logró la vez anterior”, recalcó el ministro, asegurando que “no pueden los trabajadores de nuestro país que ganan el sueldo mínimo, el más bajo, ser víctimas de gallitos políticos al gobierno”.

El secretario de Estado también defendió la propuesta de plurianualidad, que ha generado rechazo en la oposición y fue una de las razones por las cuales fracasó el proyecto de La Moneda: “Tiene su lógica. Cuando haces un ajuste más largo, permites reajustar más el sueldo de los trabajadores y las pequeñas empresas pueden planificar eso“, argumentó, agregando que permite aislar la fijación del sueldo mínimo de los procesos eleccionarios.

“No hay nada más tentador para un gobierno y para la oposición, que negociar el sueldo mínimo a semanas o meses de una elección”, cerró.