Durante la tarde de este domingo, un grupo de cerca de cien vecinos de la comunidad de Quintero realizaron una protesta en el centro de la ciudad como rechazo a la decisión del gobierno de bajar la Alerta Amarilla que se había decretado para esa comuna y la de Puchuncaví, debido a los graves episodios de contaminación que afectaron a la zona.

La determinación fue anunciada el sábado pasado por el intendente de Valparaíso, Jorge Martínez, quien la justificó aludiendo a la ausencia de nuevos afectados los últimos cuatro días y en la disminución de gases en el aire, e implica que los estudiantes volverán a clases desde este martes.

En la manifestación, los vecinos rechazaron las polémicas declaraciones del ministro de Salud,  Emilio Santelices, quien puso en duda la intoxicación de algunas personas a causa de la nube de gases, y además criticaron la ausencia de respuestas por parte del gobierno.

En relación a Santelices, el vocero del Cabildo Abierto Quintero-Puchuncaví (compuesto por 12 comunidades de la zona), Sebastián Santos, dijo a La Tercera que “nos parecen una irresponsabilidad enorme, al igual que bajar la alerta amarilla, ya que se nos había dicho que esto ocurriría solo cuando existiera certeza de que no habían elementos contaminantes”.

Además, contrario a los argumentos del gobierno, Santos señaló que aún existen habitantes que “siguen llegando a los consultorios gente con síntomas de intoxicación, por lo que no hay garantías para que los alumnos puedan volver a tener clases”.

Por lo mismo, Santos señaló con respecto al plan de descontaminación anunciado por Piñera, que su propósito ha sido “bajarle el perfil al asunto” y que “no tiene ninguna especificación”.

“Están tomando al pueblo por ignorante y eso es totalmente injusto. Han venido varias autoridades, pero todos nos dicen lo mismo. Nosotros hemos emplazado al alcalde para que tome la responsabilidad y se acerque a la ciudadanía, pero eso no ha pasado”, agregó con respecto a las medidas adoptadas.