Durante el pasado fin de semana se desplegó una masiva movilización en contra del rodeo, que busca que el Ministerio de Deporte deje de considerarlo como una más de sus prácticas y por, ende, deje de ser financiada por los recursos del Estado.

Los activistas a favor de los animales acusan que el rodeo es una forma de maltrato animal, debido a la violencia que se aplica contra los terneros, vacas y caballos que son obligados a participar. En el mes de septiembre, dicha actividad retoma fuerza en diversos puntos del país, pero cada vez genera menos consenso.

En este escenario, a través de sus redes sociales, la bancada de diputados de la UDI manifestó su “rotundo apoyo” a la práctica del rodeo chileno. A juicio de sus representantes, “el rodeo no sólo es deporte, es una fiesta popular, una tradición y un importante promotor de nuestro mundo rural y costumbres criollas”.

En la publicación hicieron un llamado “a todos los chilenos a defender esta tradición arraigada en lo más profundo de nuestra historia”, bajo el hashtag #YoApoyoAlRodeo. Sin embargo, la mayoría de los comentarios al post cuestionaron y rechazaron la postura del gremialismo al respecto.