Durante el pasado jueves, Francia y Alemania dieron inicio a la Liga de las Naciones de la UEFA, el nuevo torneo que disputan los elencos europeos y que entre, entre otros premios, otorga la clasificación a la Eurocopa de 2020.

En un encuentro marcado por las intervenciones de los arqueros Manuel Neuer y Alphonse Areola, ambas selecciones terminaron empatando sin goles, con el campeón del mundo mostrando un planteamiento similar al exhibido durante el Mundial, mientras que Alemania tuvo ventaja sobre la posesión del balón, pero fue cauteloso en el ataque.

Lo más llamativo del partido ocurrió en la primera jugada, cuando el francés Benjamín Pavard le ganó una pelota al alemán Antonio Rüdiger. El jugador galo terminó por recibir un duro pisotón en el cuello que le dejó serias marcas y requirió de asistencia para recuperarse. Lo curioso es que el zaguero del Chelsea ni siquiera recibió tarjeta amarilla por su agresión. 

De todos modos, las redes sociales se encargaron de viralizar en pocos minutos las huellas de los tacos de los zapatos de Rüdiger en el cuello de Pavard.