Los juegos necesitan más espacio: ese el motivo por el cual la administración de Fantasilandia decidió cerrar el parque de entretenciones en su actual ubicación y trasladarse a una comuna al sur de la Región Metropolitana. 

A cuatro décadas de su apertura en el centro de Santiago, por iniciativa del empresario agrícola Gerardo Arteaga, el parque de 6,8 hectáreas pretende crecer hasta las 27 que se adquirieron en San Bernardo, donde pretende instalarse el nuevo espacio de diversión, en el sector de Lo Herrera, en Nos.

“La búsqueda de una locación alternativa para el futuro de Fantasilandia no es nueva: se han explorado diferentes posibilidades y hemos concluido que la comuna de San Bernardo tiene condiciones muy atractivas”, señalaron los directivos del parque de diversiones.

A la vez, Luis Contreras, tesorero del sindicato de trabajadores, señaló que “tuvimos una reunión esta semana con la administración que nos informó que estaban planificando el traslado del parque, argumentando que el espacio les quedó chico”.

Contreras aseguró que “lo que tienen visto es hacer un parque doblemente grande”, y adelantó que ven con buenos ojos la modificación, ya que la ampliación implicaría aumentar el personal de 700 trabajadores en temporada alta. 

La conversaciones ya están encaminadas con las autoridades de San Bernardo y durante el martes pasado, el gerente general de Fantasilandia hizo una presentación de su propuesta en la municipalidad. Al respecto, la alcaldesa Nora Cuevas señaló que “fue una presentación muy respetuosa el martes pasado ante los concejales, la alcaldesa y el director de Obras Municipales para ver si el uso de suelo permite desarrollar el proyecto. Fue un acercamiento para conocer la opinión de todos nosotros y después se reunirán con la comunidad”.

La autoridad añadió que el nuevo parque de entretenciones estará justo en la entrada de Lo Herrera, cerca del río Maipo. “Lo que más me gustó, si todo sale bien, es que se va a desarrollar en un parque maravilloso de 27 hectáreas”, señaló.

Por ahora, Fantasilandia planea extender su funcionamiento en el Parque O’Higgins hasta 2022, el año en que termina la concesión con el municipio de Santiago. Habrá que esperar hasta entonces para conocer el proyecto del parque “completamente nuevo y futurista” que anunciaron sus creadores.