La derrota de México ante Estados Unidos en Nashville por un a cero pasó a segundo plano tras el amistoso jugad durante la noche del martes. El resultado fue opacado por el gesto que le realizó un jugador local a uno visitante que ha dado la vuelta al mundo.

Se trata de Matt Miazga quien recibió una falta de Diego Lainez cuando corría el minuto 64′. El defensa estadounidense se llevó la pelota para dilatar la acción, lo que provocó la molestia del extremo mexicano. Ahí comenzaron los minutos de tensión.

Esto derivó en una discusión cara a cara hasta que Miazga decidió realizar el gesto de que su rival era más bajo que él, llevando la mano al pecho y mostrando hasta donde le llegaba. Tras un breve encuentro entre ambos, el juez decidió intervenir y amonestar verbalmente a ambos.

Posteriormente, Tyler Adams abrió la cuenta del partido a favor del equipo dirigido por Dave Sarachan y marcó su primer gol con las barreas y estrellas.

En tanto que al finalizar el partido, Miazga se refirió al hecho, bajándole todo el perfil al asunto. “Todos ustedes lo vieron. Es normal, nos dimos un ligero encontronazo, es parte del juego, una broma nada más“.

Mientras que Lainez respondió ante esto señalando que “me da igual lo que hagan o digan los demás, cada quién tiene su forma de pensar”.