En los años ’90, “Sabrina, la bruja adolescente” fue una popular serie que retrataba la vida en la secundaria de una joven interpretada por Melissa Joan Hart que tenía poderes de brujas con las que se intentaba abrir un espacio en el colegio.

Esa producción tuvo siete temporadas y duró desde el 1996 hasta el 2003, por lo que a gran parte de la generación que creció en esas décadas recuerdan con nostalgia y cariño las historias de la colegiala y su gata Salem. Es por eso que cuando Netflix anunció que estaba trabajando en un remake muchos se emocionaron.

Este jueves se lanzó el primer adelanto de “El mundo oculto de Sabrina” (“The chilling adventures of Sabrina”) que se estrena este 26 de octubre y nada es como creerías.

Lejos del tono amigable, colorido y se sitcom que tenía la primera producción, esta nueva serie protagonizada por Kiernan Shipka, conocida por su papel como la hija de Don Draper en “Mad Men”, está pensada para un público diferente, contemporáneo y acostumbrado a ficciones televisivas como “Stranger Things” o “Game of Thrones”.

Es por eso que en esta nueva versión de Sabrina se contará el origen y las aventuras de la bruja adolescente como una oscura historia sobre el proceso de madurar que trata con el terror y la brujería. Al estilo de ficciones que entienden la magia como una metáfora de los procesos internos, o una extensión de estos mismos, que viven de los personajes.

Según adelantan desde el servicio de streaming, esta adaptación encuentra a Sabrina luchando por reconciliar su naturaleza dual, batallando entre ser una joven bruja y una adolescente normal, mientras se enfrenta a las fuerzas malvadas que la amenazan a ella y a su familia.

Y si pese a la novedad el tono, colores e imágenes te parecen conocidos es por que el showrunner tras “Sabrina” es el mismo que estuvo tras “Riverdale”, Roberto Aguirre-Sacasa, quien también se desempeña como jefe creativo de Archie Comic.

Junto a Kiernan Shipka, en el elenco se encuentran Miranda Otto, Lucy Davis, Ross Lynch, Michelle Gomez, entre otros.