Tras la aprobación de la Ley de Identidad de Género surgieron diversas interpretaciones entre los parlamentarios sobre sobre el cambio de sexo registral para menores de 14 años. La discusión se inició entre algunos legisladores oficialistas, luego que la comisión mixta decidiera que el Senado y la Cámara votaran una propuesta del Gobierno y otra de parlamentarios.

En la primera iniciativa se establecía el cambio de sexo registral desde los 14 años en adelante. En la segunda, realizada por la oposición con el apoyo de Evópoli, se incluía a niños, niñas y adolescentes menores de 14 años.

“Pese a que soy autor -junto a otros parlamentarios(as)- de indicación para que menores de 14 años puedan, a través de sus padres optar al cambio de sexo registral, de buena fe debo aclarar que entiendo qué tal norma lamentablemente venía rechazada del Senado por falta de quórum”, aclaró el diputado Matías Walker (DC) a través de su cuenta de Twitter.

Del mismo modo, el ministro de Justicia Hernán Larraín aclaró que la propuesta fue rechazada por ambas cámaras del Congreso: “La verdad es una sola: el Senado rechazó la indicación del diputado Walker y otros para que menores de 14 pudieran cambiar su sexo registral. Lo propio hizo la Cámara. Está rechazado”.

A la vez, Larraín descartó las interpretaciones que abrían la puerta al cambio de sexo registral para niños, niñas y adolescentes menores de 14 años y señaló que “pretender otra cosa es de mala fe y antidemocrático”.