La cantante de pop, Lily Allen, reveló que fue víctima de acoso y abuso sexual por parte de un ejecutivo de la música con el que trabajó.

En una entrevista con la revista británica The Guardian Weekend, la creadora de “Smile”, dio a conocer que el incidente ocurrió en Los Ángeles, Estados Unidos, en el año 2015.

La cantante aseguró que se encontraba en una fiesta y que después de ésta, alguien la llevó a una habitación de un hotel para que descansara.

Me levanté a las 5 a.m. porque podía sentir a alguien a mi lado presionando su cuerpo desnudo contra mi espalda. Yo estaba desnuda, también. Podía sentir a alguien tratando de abusar de mí y abofetearme el trasero como si fuera una stripper en un club. Me alejé lo más rápido posible y salté de la cama alarmada. Encontré mi ropa rápidamente y salí corriendo de su habitación”, sostuvo.

La cantante sostuvo que la persona que la condujo a la habitación fue un ejecutivo de la industria musical y afirmó que estas prácticas son comunes dentro de ella.

Esta historia estará incluida en su libro “My Thoughts Exactly” donde hablará de temas como la infidelidad, la adicción y la muerte de su hijo.