Chile se sumó a Argentina, Colombia, Perú y Paraguay para enviar un carta este miércoles a la Corte Penal Internacional de La Haya para que investiguen posibles crímenes contra los derechos humanos en Venezuela.

Nuestro país asistió con el Grupo de Lima, compuesto por 12 países de América, a una reunión en la ONU, para ver establecer una camino para promover lo que denominan una salida democrática a la crisis venezolana con el gobierno de Nicolás Maduro.

La misiva, firmada por los países que actualmente son liderados por administraciones de derecha, se anunciará formalmente esta jornada, en la que se pedirá a la Corte que indaguen lo que consideran son delitos de lesa humanidad cometidos por el gobierno venezolano.

Junto a esto, durante la reunión que sostuvo ayer en la ONU, otro de los mandatario que habló contra la administración de Maduro fue el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien advirtió que éste podría ser “derrocado muy rápidamente” por militares.

De acuerdo al magnate y presidente republicano, la actual administración venezolana “es un régimen que francamente podría ser derrocado muy rápidamente por los militares si los militares deciden hacer eso” y calificó como una “tragedia humana” lo que vive Venezuela.

Además, Trump llamó a la comunidad internacional a reclamar “la restauración de la democracia” en el país de la región: “No hace mucho, Venezuela era uno de los países más ricos de la Tierra. Hoy el socialismo ha arruinado a esta nación rica en petróleo, y conducido a su pueblo a la abyecta pobreza”.