Uno de los ejes que sorprendió durante la intervención del presidente, Sebastián Piñera, en la 73ª Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) fue la temática medioambiental, la protección del entorno y la sustentabilidad.

El mandatario expuso, en los 40 minutos de discurso,  la crisis de contaminación e intoxicaciones que se han vivido durante las últimas semanas en las comunas de Quintero y Puchuncaví. 

La contaminación ha golpeado a mi país y en forma muy cercana y muy dramática“, dijo, mientras enumeró las políticas ambientales adoptadas por Chile, y también hizo una serie de anuncios sobre la materia.

“Incorporaremos las políticas de cuidado la medio ambiente incluyendo las preocupaciones y compromisos en todos nuestros acuerdos comerciales”, agregó.

Sin embargo, los hechos dicen otra cosa debido a que, precisamente para esta misma instancia estaba pactada la firma del Acuerdo de Escazú, una iniciativa multilateral que obliga a los Estados a dar carácter vinculante a las consultas ciudadanas que se desarrollen antes del inicio de cualquier proyecto que tenga impacto ambiental.

En total, fueron 12 países los que se sumaron al texto, entre ellos, Antigua y Barbuda, Santa Lucía, Guyana, México, Panamá, Argentina, Uruguay, Perú, Brasil, Ecuador, Guatemala y Costa Rica.Sin embargo, pese a que Chile fue uno de los principales promotores, el gobierno de Piñera decidió restarse.

Lo anterior gatilló que un grupo de parlamentarios firmara una carta en la que piden al Ejecutivo que cambie su decisión, entre ellos, Ximena Ordenes (ind/PPD), Isabel Allende (PS), Yasna Provoste (DC), Alfonso De Urresti (PS), Álvaro Elizalde (PS), Guido Girardi (PPD), Rabindranath Quinteros (DC), Juan Ignacio Latorre (RD).

“Chile está llamado a firmar y liderar el #AcuerdoDeEscazú, garantizando que los futuros conflictos ambientales sean abordados desde un nuevo modelo de desarrollo, donde se plasme el compromiso de incluir a aquellos que tradicionalmente han sido excluidos o marginados, y dar voz a aquellos que no la tienen, sin dejar atrás a nadie”, dice el texto.