Su primera reacción fue poner en cuestión el testimonio entregado por Natalia Valdebenito en un programa especial de radio Súbela. En entrevista con El Mercurio, Mario Kreutzberger señaló que el episodio de abuso sexual denunciado por la actriz al interior del clan infantil de Sábado Gigante fue “una cosa muy antigua y anterior al 89. Creo que Natalia Valdebenito no se refiere a este caso porque ella en esa época no estaba en el clan infantil. No sé a qué se refiere”.

En 2013, un reportaje de El Mercurio detalló el abuso ocurrido en el 89, apuntando a la responsabilidad de un camarógrafo en el hecho que involucró a uno de los niños durante la grabación de un musical en Puerto Montt. Sin embargo, Don Francisco señaló: “¿Sabes lo que me hincha las pelotas con esto? Porque es la verdad, es la mala onda, porque estamos tratando de unir a toda la gente con la Teletón. Si esto pasó en el año 80 o el año 70, ¿tenía que salir en estos días? Además, no hay ninguna acusación, ni nombres, ni personas, ni nada. Es una cuestión al boleo que se tiró”.

Sus dichos provocaron molestia en redes sociales y fueron cuestionados por la periodista Rayén Araya en su programa Aquí y Ahora: “Le quiero recordar a Don Francisco que hay tres cosas que tener claro para hablar de abuso: Uno, que su declaración partiera por lamentar lo sucedido, sepa o no lo que se trata; dos, prudencia, cuidado con lo que se dice y los juicios; tercero y más relevante: ponerse a disposicón para encontrar justicia. Tres cosas que no pueden ser tan difíciles de memorizar”, señaló la comunicadora.

Minutos después, en entrevista con el programa “Una nueva mañana” de Radio Cooperativa, el animador cambió el tono de su primera reacción tras la denuncia: “Condeno cualquier cosa que sea contra los niños. Los niños tienen que ser los protegidos nuestros en todo sentido y para eso he dedicado gran parte de mi vida”, señaló.

Kreutzberger reconoció que el hecho ocurrió en 1989 y señaló que sus tibias declaraciones se debieron a que “hasta ayer no tenía antecedentes porque en la entrevista Natalia da una sigla y esa sigla no correspondía a ningún camarógrafo que yo conociera. Pero hice todas las averiguaciones y efectivamente en el año 1989 hubo un viaje de un grupo de niños que fue a Puerto Montt, en el cual iba Natalia Valdebenito”.

El animador de Sábado Gigante aseguró que cuando ocurrió el hecho él se encontraba en Estados Unidos y que en su regreso le informaron que había ocurrido “una conducta inapropiada del camarógrafo”, pero que nunca le hablaron de una situación de abuso: “Yo no estuve ahí y tenía que creerle a las personas que estuvieron ahí. Dijeron que los niños y las niñas iban a dormir en piezas separadas, que habían empezado a gritar y tirarse cosas, y este camarógrafo se puso furioso, se puso violento y eso no correspondía. Nunca me hablaron de acoso ni abuso sexual”.

“Los niños tenían que ser protegidos en nuestro programa y lo fueron siempre. Los niños eran muy importantes en nuestro programa”, insistió, asegurando que le gustaría reunirse con Valdebenito para aclarar el tema. A la vez, añadió que “como ella no dio detalles al principio, tampoco yo podía dar detalles (…) Estoy totalmente de acuerdo de que tiene que haber la más amplia condena y me parece muy bien que la prensa se preocupe de esto, porque estos hechos son inaceptables”.

Por último, descartó la posibilidad de que existan denuncias de acoso o abuso sexual en su contra: “Yo nunca quise acosar a nadie, ni ofender a nadie. Yo quería entretener a la audiencia, acompañarla, informarla, orientarla. Esa era mi función y eso era lo que yo quería hacer”, cerró.