La vocera de la organización Mujeres en Zona de Sacrificio, Carolina Orellana, criticó al gobierno por la crisis ambiental que se vive en Quintero y que ha dejado a cientos de intoxicados.

La dirigenta fue invitada al programa de debate de TVN, “Estado Nacional”, para hablar del escenario de contaminación que se vive en la zona.

Orellana sostuvo que la respuesta del gobierno ha sido insuficiente y lamentó la relativización que han hecho algunas autoridades sobre los casos de intoxicación que se han dado en Quintero y Puchuncaví.

La comunidad se ha organizado y ha actuado antes que el gobierno han traído médicos toxicólogos y salubristas“, sostuvo.

La vocera también recalcó que no ha existido la voluntad política desde el gobierno para decir cuáles son las empresas que están contaminando.

Además de esto, Orellana criticó que el Ejecutivo no pusiera su firma en el tratado de Escazú que establece el derecho a las comunidades a ser consultadas antes de que se instale o desarrolle un proyecto que genere un impacto ambiental.

“Tuvimos un poco de expectativas pero cuando nos dimos cuenta de que no se firmó el acuerdo de Escazú se nos evaporó el poquito de esperanza”, afirmó y agregó que “no podemos seguir construyendo un país donde las comunidad no puedan opinar”.