El senado estadounidense confirmó este sábado a Brett Kavanaugh como nuevo miembro vitalicio del Tribunal Supremo en medio de las acusaciones de abuso sexual que pesan en su contra.

Con una votación de 50 votos a favor y 48 en contra, el juez conservador cubrirá el puesto dejado por el magistrado Anthony Kennedy, quien se jubiló este verano.

Ni siquiera la polémica que se instaló el pasado 13 de septiembre, día en que se dio a conocer que una senadora demócrata envió información al FBI que correspondía al relato de una mujer que aseguraba que Kavanaugh la había intentado violar hace treinta años, pudo detener su nombramiento.

Esta información correspondía al testimonio de la profesora universitaria Christine Blasey Ford. Además de ella, otras dos mujeres denunciaron al magistrado por abusos de mayor o menor gravedad. Esto fue desmentido de manera tajante por Kavanaugh.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le dio su respaldo al juez y antes dela votación enfatizó en que es un “muy buen hombre ” y agregó que “será un gran juez del Supremo”.