La pareja del dirigente sindical de Quintero que fue encontrado muerto ayer en Valparaíso pone en duda la tesis que establece que su muerte fue un suicidio.

Polett Urrutia, quien tenía una relación con Alejandro Castro hace 4 años, cree que el secretario del sindicato de pescadores C-24 de Quintero fue asesinado.

En una entrevista con The Clinic, la joven de 23 años sostuvo que no habían indicios que indicaran que Castro fuera a cometer un suicidio.

Se supone por lo que están diciendo se colgó con su mochila, pero es raro, porque no estaba en condiciones de “eso”. Estaba con la bandera de lucha bien puesta, él quería organizar a la gente, tenía muchos proyectos en su mente como para hacer algo así“, afirmó.

Urrutia relató que el dirigente era seguido por Carabineros y Paz Ciudadana, y que incluso en una marcha en la greda lo trataron de inculpar de haber roto una retroexcavadora.

Junto con esto, la joven desestimó la tesis de la Brigada de Homicidios de la PDI y asegura que Castro fue asesinado debido a su labor como dirigente sindical.

“Lo que yo creo es que lo mataron, que fue el estado que lo mató, que nos quiere callar porque saben que están equivocados y aparte no es cualquier persona, es dirigente sindical, es alguien que llevaba la batuta aquí en Quintero. Estaba en la vanguardia, si hubiese muerto yo quizás pasa piola, pero mataron a un dirigente sindical y eso no. Yo creo que porque él era un dirigente lo mataron”, argumentó.