La directora de Foro Ciudadano, Vicky Quevedo, donó al archivo nacional documentos que pertenecían a la histórica activista feminista Julieta Kirkwood.

Quevedo dio a conocer esta información a través de su cuenta de Facebook donde reveló que tuvo en su poder durante más de 30 años escritos de Kirkwood después de que su madre se los entregara en 1985.

“Tengo un poco de vergüenza, como pude demorar tanto? Julieta Kirkwood Bañados muere un 8 de Abril de 1985, una muerte que me caló hondo, aún me duele, esas penas que con los años crecen, viven en una, con una. Días después del entierro, su madre me hizo llamar, ‘Ayúdame a desarmar sus cosas, su pieza, su closet, esos cajones, es muy fuerte para mi, era mi niñita. Estas cajas son de la niña, llévatelas tu. Toma, conserva tu este símbolo de la mujer que siempre usaba en su cadena de plata'”, parte por relatar.

Llegué a mi casa de entonces, y tuve miedo, pavor de que algún día allanara la policía y esos tesoros? Y si se los llevaban? O destruían? Habían textos escritos por sus bellas manos y tantas cosas más. Los guardé como pude y en cada cambio de casa era lo primero que sacaba“, agregó.

Tras el retorno de la democracia Quevedo siguió con miedo y cambió las cajas de casa en casa, sin embargo todo cambio este año cuando le diagnosticaron cáncer.

Este año 2018 tuve cáncer, como ella, como la niña de su mamá. La ciencia se desarrolló, me lo encontraron a tiempo y si, no morí ni moriré por ello. Me atreví a ver varios miedos, entre ellos el que rodeaba las cajas. Me cuentan que hoy por hoy, en EEUU, universidades gringas me pagarían un gran dinero ya que Julieta es famosa, valorada, se la estudia, la más grande feminista chilena de años de dictadura”, sostuvo.

Tras esto se contactó con el Archivo Nacional para hacer entrega de los documentos de la feminista y ayer firmó la donación de estos.

“Tiempo más tarde se concreta la catalogación y me llaman para ir a firmar la donacion. Fui, eso ocurrió hoy, de reojo miré las cajas y vi a la madre de la niña sonreír. Perdone Señora, demoré mucho, disculpe usted. Y tú Julieta…. no te vuelvas a morir que haces tanta falta. Que las niñas y jóvenes sepan de ti, te estudien y sigamos haciendo feminismo, compañera querida, ya no tengo miedo”, cerró.

Mira su publicación acá: