Este martes, el diputado Gabriel Boric (MA) dio a conocer que durante las últimas dos semanas estuvo internado de forma voluntaria en el Hospital Psiquiátrico de la Universidad de Chile para mejorar su tratamiento contra el trastorno obsesivo compulsivo (TOC) que padece desde pequeño y que lo ha tenido con licencia médica.

“Desde chico fui diagnosticado con un Trastorno Obsesivo Compulsivo que durante muchos años naturalicé y mantuve a raya a punta de tratamientos intermitentes. La presión de la pega, sumado a mi irresponsabilidad de no tratar este tema con seriedad hizo que el TOC interfiriera mi vida cotidiana”, escribió en su cuenta de Instagram.

“Para los que no lo conocen, el TOC es una enfermedad que consiste en pensamientos sumamente invasivos, que obligan a realizar determinadas acciones repetitivas contra las cuales es difícil luchar. El TOC no es sencillamente ser ordenado, muy preocupado por la limpieza o la caricatura que últimamente han hecho algunas películas. Es una batalla permanente con la mente, que puede afectar la vida cotidiana y que es muy desgastante. Afortunadamente también tiene solución”, continuó Boric.

El parlamentario señaló que “en Chile mucha gente tiene TOC u otras enfermedades mentales y no lo sabe o le da vergüenza asumirlo por el prejuicio que implica en la sociedad”. “Tenemos que hablar más de salud mental en Chile! Espero poder ser un aporte en este debate porque si bien estas enfermedades no se ven como una fractura ni sangran como un corte, están ahí y se pueden enfrentar”, agregó.

Finalmente, explicó que “durante las últimas dos semanas estuve de manera voluntaria en el Hospital Psiquiátrico de la U. de Chile para mejorar sustantivamente el tratamiento. Y afortunadamente me fue bien, me dieron de alta y estaré con licencia un par de días más para ir retomando progresivamente la pega que tanto me hace sentido para contribuir a que nuestro país sea un lugar más justo para vivir, especialmente para l@s desplazados, l@s marginados, l@s que no vemos”.

View this post on Instagram

Estimad@s: En 1er lugar escribo para agradecer todas las muestras de apoyo desde el último msg. En 2do lugar, y para evitar especulaciones quiero contarles breve%, en que ha consistido este proceso. Desde chico fui diagnosticado con un Trastorno Obsesivo Compulsivo que durante muchos años naturalicé y mantuve a raya a punta de tratamientos intermitentes. La presión de la pega, sumado a mi irresponsabilidad de no tratar este tema con seriedad hizo que el TOC interfiriera mi vida cotidiana. Para los que no lo conocen, el TOC es una enfermedad que consiste en pensamientos sumamente invasivos, que obligan a realizar determinadas acciones repetitivas contra las cuales es difícil luchar. El TOC no es sencillamente ser ordenado, muy preocupado por la limpieza o la caricatura que últimamente han hecho algunas películas. Es una batalla permanente con la mente, que puede afectar la vida cotidiana y que es muy desgastante. Afortunadamente también tiene solución. Hoy en Chile mucha gente tiene TOC u otras enfermedades mentales y no lo sabe o le da vergüenza asumirlo por el prejuicio que implica en la sociedad. Tenemos que hablar más de salud mental en Chile! Espero poder ser un aporte en este debate porque si bien estas enfermedades no se ven como una fractura ni sangran como un corte, están ahí y se pueden enfrentar. En concreto, durante las últimas dos semanas estuve de manera voluntaria en el Hospital Psiquiatrico de la UChile para mejorar sustantivamente el tratamiento. Y afortunada% me fue bien, me dieron de alta y estaré con licencia un par de días más para ir retomando progresova% la pega que tanto me hace sentido para contribuir a que nuestro país sea un lugar más justo para vivir, especialmente para l@s desplazados, l@s marginados, l@s que no vemos. Quiero terminar agradeciendo a l@s funcionarios del Hospital de la Chile, por su profesionalismo y buena disposición, más allá que en los últimos días estén en una justa movilización por reivindicaciones laborales, durante la cual han mantenido turnos éticos, siempre estuvieron aquí. Mi más profundo respeto y y apoyo a ell@s. Infinitas gracias a mi familia, a mi equipo y amig@s. Con la esperanza intacta!

A post shared by Gabriel Boric Font (@gabrielboric) on