“Respecto del debate que ha generado la foto que el viernes pasado me tomé en Antofagasta, con el pañuelo de quienes rechazan el aborto, creo necesario dar el siguiente contexto”. Así comienza una nueva explicación del otrora candidato presidencial de la Nueva Mayoría, Alejandro Guillier, luego que se difundiera una imagen suya junto a una activista de un colectivo en contra del aborto.

La primera respuesta del senador fue dirigida a la feminista Kena Lorenzini, quien lo interpeló en Twitter. “Soy partidario de la interrupción del embarazo en 3 causales y voté en consecuencia. Cosa distinta es cerrarse al diálogo con los que piensan distinto. Chile requiere un diálogo transparente y constructivo sobre este tema, que evite la criminalización de las mujeres”, señaló sin convencer.

Horas más tarde, Guillier entregó más detalles sobre la polémica y aseguró que “tuve un diálogo con mujeres que se oponen al aborto, al final del cual me pidieron dicha fotografía. Una foto con un símbolo de un movimiento social que defiende -en un marco democrático- una postura, no implica adherir a todos sus postulados, más cuando mi posición es conocida”.

Sin embargo, el parlamentario recalcó que “nunca he sido partidario de una legislación de aborto libre de causales, tal como explicité durante la campaña presidencial de 2017. Con la misma convicción, rechazo la criminalización de las mujeres que viven este drama”.

A la vez, añadió que “cuando fue debatido en el Congreso, fuimos muchos los que dijimos que la iniciativa no implicaba avanzar después hacia aborto libre. Yo cumplo mi palabra y mantengo esta posición”.

El senador señaló que Chile “necesita una legislación moderna para que haya menos abortos y para ello -en mi rol de senador- escucharé a todas las organizaciones que deseen hablar conmigo, incluso aquellas que plantean posturas que no necesariamente comparto”.

Por último, el ex candidato presidencial sostuvo que “la democracia se funda, entre otras cosas, en nuestra capacidad de exponernos a la diversidad. El diálogo respetuoso es el modo en que se construye un país donde todos y todas tengamos espacio”.