El cuerpo de la principal impulsora del fútbol femenino en México, Marbella Ibarra, fue encontrado sin vida en la localidad de Rosarito, al norte del país, envuelto en plástico, con las manos y pies amarrados y signos de violencia.

Marbella estaba desaparecida desde el 19 de septiembre y por redes sociales se había iniciado una intensa campaña para dar con su paradero. De 44 años, la mujer es ampliamente conocida por ser la creadora del equipo femenino Xolos de Tijuana.

De acuerdo a la Fiscalía del Estado de Baja California –uno de los más violentos del país–, el rostro, el cuello y piernas de Ibarra tenían marcas de golpes, pero señalaron que esperarán a los resultados de la necropsia para saber la causa de su muerte.

Ibarra fundó un equipo de mujeres gracias a que su negocio de cosméticos, Isamar, le permitió financiarlo. Además, la emprendedora veía en Estados Unidos el gran impulso que tenía el fútbol para las mujeres y buscaba hacer una revolución. De hecho, a falta de rivales, las Xolas jugaban competencias en ese país.