Durante la mañana de este martes, el director de prensa de Canal 13, Enrique Mujica, defendió el cuestionado reportaje que transmitió la estación durante la noche del domingo, y que abordaba un eventual “adoctrinamiento” de las alumnas del Liceo 1, en medio de la actual discusión por el proyecto de “Aula Segura”.

En primer lugar, Mujica descartó que se tratara de un montaje y señaló en T13.cl que “como periodista, que te acusen de montaje es como que te saquen la madre”, pero sí reconoció que la producción presentaba algunos errores como “no decir que fue una representación teatral” y “que no tuvimos la opinión de las alumnas, deberíamos haber tenido esa opinión altiro”.

Sin embargo, el periodista insistió en el planteamiento del reportaje sobre un supuesto adoctrinamiento de alumnas –en el contexto de discusión sobre violencia escolar y episodios de enfrentamientos entre uniformados y estudiantes–, y señaló que “de partida, el reportaje era una pregunta, no era una afirmación”.

“Ayer reconocimos un error, y creo que tuvimos otro, voy a partir con la base: cuando uno arma las pautas, uno recibe datos que aportan las fuentes, y uno ve si son pertinentes, entonces yo me pregunto si esos datos, aportados por apoderados, profesores y profesoras, y alumnas, son muy extemporáneos dentro de la discusión que se está dando, y considero que no lo son, porque la violencia en los colegios es consenso que existe”, dijo.

En la misma línea que el comunicado de Canal 13, el periodista insistió en que hubo apoderados y profesores del establecimiento que relacionaron la interpretación de integrantes del FPMR de un grupo de alumnas con la intervención de movimientos radicales, pero que no quisieron dar sus declaraciones on the record.

“Yo me pregunto si es extemporáneo, por ejemplo, que apoderados, profesores y alumnos consideren que es mala idea que en una representación teatral un grupo de alumnas se disfracen de frentistas, entonces ellos consideran que eso revela una intervención de grupos radicales en el liceo, es discutible, pero no es extemporáneo“, agregó.

Finalmente, el director de prensa planteó un escenario alternativo: “Yo lo pongo al revés: si en un colegio pituco de la capital se decide hacer una reconstrucción y 35 cabros se disfrazan de Patria y Libertad, yo iría a alegar al rector porque no me gusta, la historia no se cuenta así”.