Durante el pasado martes fue formalizado el hombre que enterró a su madre en el patio de su casa en Independencia, con el objetivo de seguir cobrando su pensión. El tribunal decidió dejar en libertad al acusado tras su formalización, solo con las medidas de firma mensual y arraigo nacional.

Mientras, se desarrolla la investigación para establecer si Juan Sepúlveda Ibacache intervino en la muerte de Elena Ibacache, de 97 años, o si ella falleció aquejada de las enfermedades que le afectaban dada su avanzada edad.

Según su hijo, permaneció durante tres días con el cadáver su de madre en el domicilio, mientras reflexionaba qué hacer. Finalmente, se decidió a enterrar el cuerpo en diversos sectores del inmueble para seguir cobrando la pensión de la mujer -que ascendía a poco más de 600 mil pesos- e iniciar un negocio.

A la salida del tribunal, Sepúlveda reconoció que no informó de la muerte de su madre a familiares y autoridades y recalcó que lo hizo para ganar tiempo: “Uno no tiene oportunidades de trabajo, este país está en la mierda y yo, lo único que quería, era ganar tiempo para armar un negocio propio y subsistir”, argumentó.

A la vez, reconoció que “lo que hice no fue nada bueno. Fue desesperación en ese momento porque, me tocó pensar en mí”. Según el sujeto, luego de tres días se decidió a sepultar el cadáver de su madre.

Por ahora, Carabineros está confirmado si el acusado o terceros intervinieron en la muerte de la mujer: la fiscalía solicitó que se realizaran exámenes para determinar si Sepúlveda padece de alguna enfermedad mental.

Con los antecedentes podría producirse una re-formalización por parricidio. De no ser así, seguirá imputado por inhumación ilegal y estafa contra Dipreca, la entidad encargada de pagar las pensiones de la mujer a su hijo, quien contaba con un poder para su retiro.