El libro que más me ha gustado en el último tiempo es Identidades Asesinas de Amin Maalouf.  Se lo recomiendo a quienes quieran apartarse de los totalitarismos. Habla de aquellas identidades que afirman su existencia negando la de los demás y que habitualmente se autodefinen a partir de una sola variable de constitución, lo que implica no valorar la diferencia como fuente fundamental de riqueza. Me gustó mucho porque es un verdadero dique de contención contra los fundamentalismos de cualquier tipo: religioso, político, nacionalista, etc.

Amin Maalouf (El Líbano, 1949) es un escritor y periodista con estudios en economía política y sociología, que se autoexilió en Francia debido a la guerra civil de su país. Fue corresponsal de guerra en Vietnam y otros conflictos y lo conocí hace mucho por mi cercanía con el mundo árabe y la causa palestina.

Varios de sus libros han captado mi atención. Otro que va en la misma línea es Los Desorientados, que cuenta un fragmento de la historia reciente de El Líbano, pero que puede ayudar a entender la historia reciente de muchas sociedades que no logran apartarse de los dogmas. Estos libros les pueden interesar a todos y todas quienes desean construir un mundo sin fronteras de ningún tipo, en donde nos atrevamos a mirarnos como iguales, que parece en estos días es el reto más radical que existe. Lo venimos haciendo hace milenios y parece ser que no da resultados.