A través de una indiciación en la comisión mixta, la oposición logró dar un duro golpe al gobierno al comienzo de la tramitación del Presupuesto 2019.

La instancia comenzó de inmediato la discusión de una de las partidas más polémicas, a diferencia de lo que pasaba generalmente. El gobierno había considerado cuantiosos montos para la partida del Tesoro Público, más de $1.4 billones (2 mil millones de dólares), lo que representaba un aumento de 56% en dicha partida en el erario 2019.

La oposición consideró excesiva esa destinación de fondos y la redujo en $280 mil millones, fondos que irían a ministerios y servicios que sufrieron del recorte este año, como Cultura, Ciencias, regiones, Servicio Agrícola y Ganadero, Innovación, educación parvularia, superior, y otros.

La indicación fue aprobada y firmada por los senadores Juan Pablo Letelier (PS), Ricardo Lagos Weber (PPD), Jorge Pizarro (DC) y los diputados Pablo Lorenzini (DC) y Giorgio Jackson (RD).

El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, justificó la cuantiosa partida del Tesoro Público, que iría para el financiamiento de proyectos en trámite, proyectos en estudio, reajuste del sector público, entre otros. “Si se recorta, queremos saber de dónde saldrán los fondos para el reajuste, los incentivos al retiro o las emergencias”, emplazó Larraín a los parlamentarios.

“Hay una glosa que dice que Hacienda puede incrementar este ítem en $174 mil millones, por ende acá no se está comprometiendo ni remotamente ni el reajuste ni ninguna ley ni política social”, respondió el senador Letelier.

Entre las partidas que sufrieron más recortes se encuentran importantes centros culturales, como Teatro a Mil, Museo Violeta Parra, el Teatro Regional Biobío, el Museo Precolombino, Matucana 100, el GAM y Balmaceda Arte Joven.

También hubo recortes en Ciencia y Tecnología, en programas como Becas Chile, Programa Explora y otros.