Todo tuvo lugar en las dependencias del Ministerio de Justicia, donde pasadas las 2:30 de la madrugada de este viernes los gendarmes acordaron deponer el paro luego de llegar a un acuerdo con el Ejecutivo para resolver las demandas del gremio.

El acuerdo alcanzado, según el vocero de los gendarmes, Marcos Aburto, “permite avanzar bastante en relación a mejorar las condiciones laborales, principalmente apuntando a la carrera funcionaria”, según consigna Bío Bío.

En tanto que el subsecretario de Justicia, Juan José Ossa, destacó que “hemos alcanzado un acuerdo que se hace cargo de las principales demandas históricas de Gendarmería”.

Los representantes del Frente de Trabajadores Penitenciarios entraron a altas horas de la madrugada al Ministerio para no solo poner punto final a las negociaciones, sino que deponer el paro nacional y firmar el acuerdo, tras movilizaciones de cinco días en las que incluso hubo huelga de hambre.

“Ha sido una negociación no exenta de algunos problemas, pero en lo concreto, nos permitió dar un paso gigante para avanzar en reconocer la dignidad del trabajo que hoy día realizan hombres y mujeres a lo largo del país”, añadió Aburto.

Entre los puntos principales de sus demandas se encuentran las mejoras en su carrera funcionaria, restablecer el derecho previsional y aumentar la dotación de gendarmes a lo largo del país, con el fin de acortar los turnos.