Durante la mañana del sábado 10 de noviembre, hinchas de todos los colores llegaron al Liceo Valentín Letelier de Recoleta. Vivirían una jornada histórica en la que venían trabajando hace semanas, con rifas y labores autogestionadas. Ese día, por primera vez, las mujeres fanáticas del fútbol se reunirían para protagonizar un inédito encuentro nacional.

“Los colores nos separan, la lucha nos une”, consigna una frase que aglutina desde hace meses la coordinación y trabajo de organización entre las mujeres. El evento organizado por “Nuestra Cruzada”, el Colectivo Janequeo de Colo-Colo, la Comisión de Género del CSyD Colo-Colo y las Felinas de Los Lilas comenzó con la acreditación de las asistentes.

Fanáticas de U. Católica, Universidad de Chile, Colo-Colo, Universidad de Concepción, San Luis, O’Higgins, Santiago Wanderers, Everton, Audax Italiano, Palestino, Deportes Concepción y Cobreloa llegaron hasta el evento para compartir sus experiencias de organización. La cita partió con un desayuno comunitario en donde cada una de las agrupaciones asistentes pudo contar más sobre su trabajo.

Minutos tarde, “Nuestra Cruzada” abrió el espacio de conversatorio con la exposición “Lenguaje, Fútbol y Feminismo”, cuya instancia fue transmitida en vivo.

“Nos llenan de comentarios y mensajes diciendo que nos metemos en un lugar de hombres… ¿de qué nos están hablando si somos más de la mitad de la población? Basta de permitir que nos traten como invasoras. No lo permitamos más”, fue el llamado de la organización de hinchas cruzadas en su exposición.

Desde “Las Bulla”, la comisión de Género de la Asociación Hinchas Azules,  sus integrantes enfatizaron que “estamos tan acostumbradas al lenguaje masculino que genera una realidad. Desde nuestras organizaciones hay que sacar las jerarquías”.

Por su parte, Lorena, primera coordinadora mujer de la barra de la Universidad de Concepción contó que “en UdeC hemos cambiado canciones y es genial, hay mucha gente mayor a la que le cuesta el cambio pero tengo compañeros de barra que han apañado mucho y lo están entendiendo”.

“Lo del lenguaje en el estadio es la reproducción de todo un espacio social que pone a lo masculino por sobre la mujer”, enfatizó Carolina Cabello, del Movimiento 15 de agosto de Santiago Wanderers, quien añadió “el cambio en el lenguaje debe ser dentro y fuera de la cancha”.

Tracy Lorca, hincha de O’Higgins, recalcó que “la lucha que está partiendo acá con todos estos colores es una instancia súper importante, aprovechemos este momento, somos fuertes, me siento segura en este ambiente”.

Juntas contra la violencia en la cancha y la galería

La discusión dio paso a un almuerzo que convocó a todas las mujeres asistentes, luego de realizar unas rifas realizadas por las organizadoras para aportar al viaje de las hinchas de regiones. Más tarde, comenzó una exposición sobre la historia del feminismo que dio pie a un debate sobre cómo deben organizarse las futboleras de cara al futuro.

“Tenemos que pensar y re pensar un programa feminista, es importante que ahora viéndonos las caras podamos ser capaces de pensar en un fútbol distinto y disidente”, sentenció Consuelo Gutiérrez, hincha del Cacique.

En la misma línea, desde Las Bulla, llamaron a crear redes de seguridad y protección: “Tenemos que crear un protocolo de seguridad al interior del estadio y zonas aledañas, en nuestro caso Azul Azul se lavó las manos en el caso de la violación por parte de los hinchas de la U”.

Dando una clase acerca de autogestión y la importancia de luchar en conjunto -algo que los hinchas varones no han podido replicar con éxito, tras haber conformado una agrupación nacional hace años- las mujeres se despidieron con carteles en alusión a la conmemoración del Día Nacional Contra el Femicidio, el próximo 19 de diciembre.

La cita dejó contentas a las mujeres e hinchas organizadas. “Fue una jornada muy participativa, de conocernos y reconocernos como mujeres hinchas del fútbol. Espero que estos encuentros se sigan realizando y se extiendan también a otras regiones. Crear un espacio seguro, de reflexión y trabajo en torno a algo tan cotidiano como lo es el fútbol”, destacó Tracy Lorca.

En tanto, desde Nuestra Cruzada, las hinchas celebraron la convocatoria y el espacio de sororidad que se dio: “El ambiente de compañerismo, seguridad y de lucha que se sentía era increíble. Para nosotras, es el inicio formal de la unión del trabajo que cada colectivo ha estado haciendo desde sus veredas, así como también de todas las hinchas que sin pertenecer a ninguna agrupación quieren empujar la lucha feminista desde sus espacios”.

Tras conocerse y participar del encuentro, las mujeres organizadas descubrieron experiencias en común y la necesidad de trabajar juntas para erradicar la violencia machista de las galerías y la cancha. 

“Con esa sensación nos quedamos, de que se puede y no vamos a parar hasta que el feminismo se tome cada uno de los espacios de esta sociedad, sobretodo el fútbol porque ahí nos movemos, ahí soñamos y ahí vibramos. Es nuestro espacio también y merecemos vivir esta pasión de manera segura y libre de violencia”, cerraron.

También puedes ver: Las Bullas, el frente de mujeres de la hinchada de la U: “El fútbol es una herramienta política súper importante”

Mamografías y ecotomografías gratis: Demanda de Nuestra Cruzada recibe respuesta favorable del club Universidad Católica