Durante este viernes, organizaciones y activistas feministas denunciaron que la Municipalidad de Santiago volvió a negar el permiso para realizar el Encuentro por el Derecho a Decidir, anunciado para el próximo sábado 17 de noviembre en Plaza Brasil.

La iniciativa tenía por objetivo sumar a las mujeres a hablar y compartir sobre sus derechos, en el marco de la campaña internacional por la despenalización del aborto. En la instancia se realizarán charlas informativas, cuenta cuentos, stands de organizaciones, música y más. Sin embargo, desde el municipio liderado por el alcalde Felipe Alessandri negaron la autorización por segunda vez.

El evento se realizaría originalmente el pasado 28 de septiembre, pero la municipalidad rechazó la autorización a pocos días del evento, tal como ocurrió ahora. Sin embargo, por redes sociales aseguraron que “ante informaciones falsas aparecidas en redes sociales, informamos que evento “Encuentro por el Derecho a Decidir” sí cuenta con autorización municipal, pero se solicitó cambio de lugar por quejas de vecinos del Barrio Brasil, donde ya no se realizan eventos”.

Además, añadieron que “se ofreció utilizar el Paseo Bulnes y el Parque San Borja como alternativas. Lamentablemente, aún no contamos con respuesta de la organización”.

Sin embargo, diversas mujeres se tomaron las redes sociales para hacer explícita su molestia ante lo que consideran un intento de censura de las autoridades comunales de Santiago.

“Todo indica que hay una práctica de obstrucción para negar derechos de las mujeres”, escribió el Observatorio de Género y Equidad en Twitter, mientras que desde la Red Chilena Contra la Violencia hacia las Mujeres señalaron que la municipalidad y Alessandri “niegan el uso de espacio público y acceso a información sobre autonomía y derechos de las mujeres”.

Bárbara Sepúlveda, directora ejecutiva de la Asociación de Abogadas Feministas de Chile señaló que habrá que recordarle al alcalde de Santiago que “su actuar no solo es antidemocrático sino también que reunirse pacíficamente es un derecho constitucional”.

En tanto, Macarena Castañeda, una de la voceras de la Mesa Acción por el Aborto en Chile, cuestionó que la Municipalidad “permite que corran autos destruyendo el patrimonio y que grupos fascistas hagan actos frente a La Moneda, pero no deja a las mujeres hacer encuentros familiares para difundir sus derechos en la comunidad”. A la vez, Castañeda cuestionó la versión del municipio asegurando que “eso no es cierto. Hablamos con las JJVV y tales quejas no existen, señalan que es la municipalidad la que niega acciones. Y aunque así fuera, avisan de dicho problema 2 días antes del evento, después de meses en diálogo y entregando documentación. Aquí hay otra intención”.

Hablamos directamente con los vecinos y niegan dicho compromiso. Y aún si fuese cierto, avisan con 2 días de anticipación. Si su voluntad fuera apoyar, hubieran avisado el día 1 que se pidió el permiso y comenzó diálogo en lugar de tramitar hasta el final para negar el espacio”, añadió.

Lee los comentarios a continuación: