Durante la tarde de este viernes, el INDH y la Defensoría de la Niñez anunciaron que emprenderán acciones conjuntas para querellarse por delito de tortura del que aseguran que fue víctima el joven de 15 años –que responde a las iniciales M.P.C.– que acompañaba a Camilo Catrillanca en Ercilla al momento de su muerte.

En ese contexto, el abogado del INDH en La Araucanía, Marcos Ravanal, señaló que el adolescente confirmó que el hecho se trató de un homicidio y que puede identificar al responsable.

“Lo que dice en su relato es que él vio a la persona, quien era el que disparó de manera directa, eso es lo que dice en su relato”, aseguró a Radio Bío Bío.

En la versión que el quinceañero entregó al INDH, y cuya detención fue declarada como ilegal, señaló que ni él ni Catrillanca tuvieron relación con el supuesto robo de autos que Carabineros y el gobierno aseguran que motivó el operativo del Comando Jungla, y del que aún no se puede identificar el llamado anónimo que los alertó.

Esta mañana, luego de anunciar la acción de la institución, la directora del INDH, Consuelo Contreras, explicó que “el joven presenció el asesinato o la muerte de su amigo que le estaba enseñando a manejar el tractor. Le avisó en un minuto ‘agáchate’, se agacha y él lo vio que le salía un líquido amarillo por nariz, posteriormente lo bajan del tractor, lo golpean, le ingresan a un carro policial y lo siguen golpeando“.

Para Contreras, “en este contexto de trauma severo vivido por el adolescente de ver morir a un amigo al lado tuyo y que después te detengan”, es que INDH junto con la Defensoría de la Niñez decidieron querellarse por delito de tortura. “El adolescente estaba bajo custodia de Estado y fue brutalmente golpeado por efectivos del Estado. “Ese es uno de los delitos más graves por los que se puede querellar el INDH, de acuerdo a nuestro mandato”, aseguró Contreras, quien hizo un llamado para que la violencia en La Araucanía se detenga.