Durante la semana pasada, el estudiante de Derecho Nicolás González recibió de vuelta su celular incautado por el OS9 de Carabineros, una vez que fue denunciado por supuestas amenazas realizadas a la ministra vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, en agosto de este año.

89 días después de que le requisaran el dispositivo, el joven ocupó su cuenta de Twitter para dejar saber la situación en la que quedó su caso y que todo quedó en nada.

“No fui formalizado ni imputado, el mismo fiscal jefe me afirmó que no considera que haya ningún delito. ¿Para qué hubo tanto show entonces?”, se preguntó Gonzalez quien hace unos meses escribió en Twitter que había soñado que era del MIR “y se joteaba” a la ministra para poner una bomba en su casa.

También recuerda que solo se contactaron con él cuando Fiscalía le pidió una declaración, pero que “el gobierno no volvió a pronunciarse sobre el caso, menos aún carabineros, a pesar de que aquellos hasta hicieron una rueda de prensa para anunciar falsamente que se me detuvo”.

Pero no solo contra La Moneda y Carabineros fueron sus críticas, ya que también ve responsabilidad en algunos medios de comunicación, como ya lo había hecho en otra ocasión, los que “me perfilaron de terrorista no se me acercaron ni corrigieron su información. Más aún, los pantallazos son exactamente los mismos que aparecen en la carpeta de investigación de carabineros, con la misma foto de perfil al intentar comentar”.

“Mientras pasa de moda este tema, voy quedando en el olvido. Nadie me va a reparar el daño injusta e intencionalmente hecho a mi imagen e integridad psíquica. Tres meses pasaron para que dejara de preocuparme de que me metieran una ‘aplicación antorcha’ en el celular”, señala González   que incluso estaba en la mira de Carabineros desde antes, debido a otros mensajes similares que llamaron al atención de los uniformados.

Es por todo esto que ahora, a tres meses de que saliera a la luz su caso, indica que “de lo único que estoy seguro ahora es de lo que he estado seguro todo este tiempo: no hubo ningún delito, fue un despilfarro de recursos públicos y este gobierno no sabe manejar absolutamente nada”.