Durante este jueves, la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso anunció que presentará una querella contra los responsables de las amenazas sobre un supuesto tiroteo en la casa de estudios, que obligó a suspender las clases en la Casa Central.

“Estoy reprobando cada curso y mataré a todos los maestros y todos los estudiantes que pueda antes de suicidarme. Tengo un rifle SCAR, una pistola Beretta, un montón de municiones y algunos explosivos. El tiroteo comenzará mañana al mediodía (GMT-4). Deséenme suerte”, escribió un supuesto alumno de derecho en redes sociales, provocando alerta en la comunidad estudiantil.

Tras las advertencias, las autoridades optaron por la suspensión de clases en la facultad donde se encuentra la Escuela de Derecho y realizaron la denuncia ante Carabineros.

Además, este jueves, el plantel sostuvo que “la querella criminal que interpondrá la PUCV se fundamenta en amenazas que podrían afectar la vida e integridad física de los miembros de su comunidad universitaria, sin perjuicio de las acciones que procedan por los eventuales daños psicológicos, toda vez que estos hechos han generado perturbación moral y psicológica en la comunidad”.

Este jueves, la universidad retomó con normalidad las clases en Valparaíso.